MODELO DE

APRENDIZAJE

En su Modelo Educativo, la Universidad del Alba se compromete con el desarrollo de programas académicos que respondan a los requerimientos sociales y productivos del país, por lo que en su quehacer, requiere de una constante y sistematizada relación con el mundo laboral para definir los perfiles de egreso de cada una de las carreras, orientando con ellos, las Unidades de Competencia y Aprendizajes Esperados que serán asumidos en la formación de los estudiantes.

El establecimiento del perfil de egreso, como la meta de la función formativa de la Universidad, implica la necesidad de contar con una estructura institucional que permita la relación constante con el mundo laboral, además del acompañamiento y apoyo necesario para el logro en todos y cada uno de los estudiantes de las competencias comprometidas. En este aspecto, la Universidad del Alba se ha encargado, por una parte, de contar con los docentes más pertinentes para potenciar el proceso formativo, y por otra, establecer las Unidades Centrales que se encargan de establecer los estándares para el aprendizaje, la nivelación y la Vinculación con el Medio.

El ciclo constante que se inicia en la relación directa y sistematizada con el mundo laboral y finaliza con el seguimiento de egresados para comenzar nuevamente, apunta a un compromiso fiel por aportar a la sociedad, asumiendo que el conocimiento no se encuentra enclaustrado en las instituciones, sino que se genera en la vinculación constante Universidad-Sociedad, en donde la revisión periódica de perfiles, planes y programas, busca responder a los avances de las disciplinas y las necesidades emergentes del mundo profesional, aportando a la sociedad desde y hacia el mundo del trabajo y nuevos focos de desarrollo, con la mirada puesta en la formación de profesionales íntegros en capacidades, pensamiento crítico y participativo respecto de las actuales problemáticas socioculturales.